Activismo de Género – Parte 4

LA DIALÉCTICA HEGUELIANA EN EL ACTIVISMO DE GÉNERO

Para entender la dinámica que rige al activismo de género, es necesario entender cómo funciona la dialéctica hegueliana. Federico Heguel, fue un filósofo alemán creador del sistema filosófico al que llamó “naturaleza dialéctica de la realidad”. Heguel afirmaba que no existe la verdad absoluta pues todo es relativo; por lo tanto, para establecer la realidad, se debe contradecir la verdad reconocida con una postura que  la niegue; y, el resultado de ese conflicto nos permitirá establecer la realidad. El sistema dialectico se da en tres momentos que son: afirmación, negación y superación.

Veamos cómo se expresa esto en la ideología de género:

Primero.- (afirmación de la realidad) En este caso, está dada por lo que ya conocemos; esto es, que los seres humanos nacemos hombre o mujer y somos de sexo masculino o femenino; a partir de ello formamos matrimonios constituidos por una pareja de un hombre y una mujer; y, como resultado, tenemos hijos y desarrollamos familias conformadas por un padre, una  madre y sus hijos.

Segundo.- (Negación de la realidad) La teoría de género niega la realidad al considerar que el ser humano no nace ni hombre ni mujer sino que se construye a sí mismo. Que el sexo biológico no determina el género, pues este solo es una construcción social. Afirma que tanto en los hombres como en las mujeres hay géneros femeninos y masculinos, y que además de estos dos existen otras categorías de géneros; por lo tanto, el matrimonio debe ser acorde con la identidad de género y no con el sexo biológico; por lo tanto, deben haber matrimonios entre personas de mismo sexo con derecho adoptar hijos y a formar familias diversas.

Tercero.- (Superación de la realidad) la superación de la realidad debe dar como resultado una nueva sociedad, con el reconocimiento legal a estas formas de vida. Por eso, las naciones deberán dictar leyes en las que se reconoce la existencia de diversas identidades de géneros que están por encima de las consideraciones del sexo biológico de las personas; también, la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo y el reconocimiento del derecho a constituir familias diversas mediante la adopción de niños.

Este es solo una pequeña ejemplo para ilustrar cómo funciona la ideología de género; y cuál es su finalidad. Lastimosamente, la falta de entendimiento por parte de la población y de criterio por parte de nuestros políticos está permitiendo que esto siga avanzando. Como dijo Maerin Luther King:

– “Nada en el mundo es más peligroso que la ignorancia y la estupidez consciente”. (De “La fuerza del amor”, 1963).

Anuncios

Teoría de Género – Parte 2

EL ACTIVISMO DE GÉNERO

El activismo de género ya dejó de ser un tema exclusivamente feminista, pues, además de los movimientos feministas radicales, a él se han sumado los grupos glbti, que han encontrado en la teoría de género las herramientas para apalancar sus reclamos en pro del reconocimientos de ciertos derechos tales como: la identidad de género, el matrimonio entre personas del mismo sexo, la adopción de niños por parte de este tipo de parejas, el derecho al aborto por cualquier causa, etc. Una de sus estrategias es la de procurar un marco legal punitivo que los proteja y que le impida actuar a sus opositores. Siendo uno de sus principales metas el establecimiento de las categorías legales de los delitos de violencia en contra de la mujer y de homofobia, con el fin de criminalizar a todos quienes se muestren contrarios a sus pretensiones, etc.

El activista de género es fundamentalmente ateo debido a que sus raíces son humanistas y proceden de la izquierda hegueliana; por lo tanto, no le reconoce ningún valor a los principios morales y religiosos de la sociedad; más bien, los combate con vehemencia. Por ello, es muy común verlos haciendo mofa de los símbolos religiosos y llamar retrógrados y ultraconservadores a quienes no están de acuerdo con sus pretensiones.

La teoría de género es contraria a las convenciones tradicionales; según ella, el matrimonio, la familia y la sociedad deben ser modificadas. Están a favor de la legalización del aborto, del matrimonio entre parejas del mismo sexo, de la adopción de niños y la conformación de familias diversas, de la implementación del enfoque de género en todos los niveles del sistema educativo, etc.; y hay quienes no ven la pedofilia como un delito.

Teoría de Género – Parte 3

¿ES O NO ES UNA IDEOLOGÍA?

Debido a que ya el activismo de género en la política ha sido puesto en evidencia y se lo ha identificado como ideología de género, últimamente sus líderes han empezado a decir que no existe tal ideología. Que lo que único que hay es una perspectiva de género; por eso, es necesario aclarar lo que es una ideología.

Una ideología es un conjunto de ideas que caracterizan a una persona, escuela, colectividad, movimiento cultural, religioso, político, etc.

De acuerdo con este concepto, si hay una ideología de género, pues su propuesta está basada en un sistema estructurado de pensamiento que le da razón, forma y finalidad.

La ideología de género es una concepción filosófica, según la cual lo masculino o lo femenino ya no tiene su origen en la naturaleza, y por lo tanto no se debe aceptar. Según la teoría queer, los géneros, las identidades sexuales y las orientaciones sexuales no están esencialmente inscritos en la naturaleza humana; sino que, son el resultado de una construcción social y, como tales, son formas que varían en cada persona y en cada sociedad. Así, ser hombre o mujer es más bien un rol social que las personas adoptan por decisión autónoma. Esto deja en las personas la decisión de elegir su identidad y de construirse así mismo, al margen su sexo, de la moral, de la sociedad, y de  la religión; y, tanto el hombre como la mujer pueden ser masculinos o femeninos.

Aunque la mayor fuente de inspiración del feminismo se encuentra en los conceptos afirmados por Simone de Beauboir,  esta filósofa se apoya en las ideas del “Materialismo Dialéctico” de Carlos Marx y Federico Engels, el “solipsismo” o “anarcoegoísmo” de Johann Kaspar Schmidt (Max Stearner) y, en especial, en el existencialismo de Jean Paul Sartré; cuyas ideas fueron acogidas por De Beauboir. En realidad, estas ideologías se basan en concepciones filosóficas de carácter dialéctico, pues se derivan de la izquierda hegueliana; por ello, tienen como propósito reformular la realidad mediante el enfrentamiento de los opuestos.

Teoría de género – Parte 1

TEORÍA DE GÉNERO

En los últimos años, el tema de la teoría de género, también conocida como ideología de género ha copado el debate político de las naciones, y generado diferentes reacciones entre sus poblaciones. El activismo de género, de manera hábil, ha venido utilizando a la figura de la mujer como estrategia para introducir sus conquistas; sin embargo, detrás están los grupos glbti, con sus diferentes variantes. En 1995, en IV Conferencia de la Mujer, celebrada la ciudad de China de Pekin, se optó por reemplazar el concepto “mujer” por el  concepto “género”; y se planteó que toda la estructura de la sociedad debía que ser revaluada a la luz del desarrollo de los estudios de género para, a través de esta perspectiva, generar los cambios necesarios que posibilitarían la igualdad.

Sin embargo, detrás de una fachada loable y muy benigna que en apariencia busca la mejoría para la vida y la dignidad de la mujer, se esconde toda una estructura ideológica radical que pretende transformar la sociedad, que eliminando las diferencias naturales que existen entre hombres y mujeres; siguiendo un modelo existencialista, que se alimenta de los conceptos humanistas; en especial por el materialismo dialéctico y el anarco egoísmo.

El feminismo de género, gracias al impulso que recibe desde la ONU, cuenta con un enorme respaldo político y financiero, que le ha permitido desarrollar una estrategia agresiva de implementación de políticas con enfoque de género en todo el mundo; pero, debido a lo radical de alguna de estas políticas, ha empezado a tener resistencia entre la mayoría de la población, incluso entre algunos movimientos feministas que sienten que solo están siendo utilizadas con otros intereses.

A través de la implementación del enfoque de género en las políticas de los estados se pretende imponer por la fuerza de la ley una nueva concepción de la vida y de la relación entre hombres y mujeres; que busca anular la diferencia biológica entre los dos sexos y reemplazarla por el concepto género, que resume todo a una construcción social; apoyándose en la premisa existencialista de que el ser humano no nace ni hombre ni mujer sino que se construye a sí mismo.